Descubrimiento en glaciar: Hembra preñada ictiosaurio

Chile se encuentra en un sitio estratégico dentro del mapa terrestre, es por ello que es capaz de gozar con paisajes tan variados e increíbles. Sin embargo, otro detalle de la ubicación de este país es que gracias a ello se han hecho descubrimientos impresionantes. Como el descubrimiento en glaciar realizado recientemente, que ha sido un impacto positivo para la comunidad científica del mundo entero.

Un descubrimiento en glaciar impresionante

Recientemente se ha hecho un descubrimiento en glaciar en Chile que puede significar un avance increíble para la comunidad científica. Se ha encontrado el fósil de una hembra preñada de ictiosaurio. Se estima que es de la época del Cretácico y que tiene entre 129 y 139 millones de años de antigüedad. La misma fue bautizada como “Fiona” y ha sido de las noticias más increíbles de los últimos tiempos.

La misma se encontró en un glaciar en la Patagonia chilena y actualmente es el primer reptil marino extinto de este tipo que ha sido obtenido de forma intacta y completa. Esto da mayor oportunidad para estudiar toda la anatomía de este tipo de animales y poder tener mucha más información al respecto. Además, se podría tener datos de animales marinos descendientes de la misma.

Una expedición complicada

Para realizar este descubrimiento en glaciar, se tuvo que contar con un equipo impecable de paleontólogos, entre la que se destacaba y lideraba la Chilena Judith Prado. Esta ha sido la responsable de desenterrar y extraer el fósil de forma íntegra, con ayuda de un equipo internacional. Más tarde, la Universidad de Magallanes dio a conocer el suceso y automáticamente se hizo un revuelo en la comunidad científica nacional e internacional.

el hallazgo en chile
Importancia del hallazgo para el mundo

Por supuesto, las imágenes no se han tardado en llegar a las redes sociales. No solo es un hallazgo asombroso, sino que tiene un impacto bastante grande en la biología. Lo mejor de todo es que el ictiosaurio se encontraba embarazada, por lo que es aún más impresionante. Es algo sin precedentes que puede traer de la mano un montón de descubrimientos más.

La paleobiología tendrá mucho trabajo

Con el descubrimiento en glaciar de una hembra ictiosaurio embarazada, la paleobiología no solo ha realizado un hallazgo sin precedentes, sino que tiene mucho que estudiar. Hay mucha tela de la que cortar.

Fue específicamente en el glaciar Tyndall que fue encontrada la apodada Fiona. Este glaciar se encuentra específicamente en el parque Nacional Torres de Paine, al sur de Chile. Lo impresionante es que es la única hembra preñada que se ha registrado en el planeta de la época del Cretácico temprano. De hecho, es uno de los fósiles más antiguos descubiertos, entre 129 y 139 millones de años.

Pardo, la paleontóloga responsable de esta expedición, ha revelado que Fiona se encuentra en perfecto estado. Dijo “está completa, articulada y con embriones en gestación”. Además, también destacó que este hallazgo será vital para obtener información que se relaciona con su especie. No solo su desarrollo embrionario, sino una enfermedad en particular que afectó su vida.

Deja un comentario